Páginas vistas en total

A TODOS LOS VISITANTE

CLICKEA SEGUIDORES * SUMATE COMO MIEMBRO

lunes, 20 de abril de 2015

MIRAMOS AL MUNDO CON OJOS DESDE MALVINAS EL MUNDO MIRA A MALVINAS


MIRAMOS AL MUNDO CON OJOS DESDE MALVINAS 
EL MUNDO MIRA A MALVINAS
L
LUCHAR POR MALVINAS ES DECIR NO AL GLIFOSFATO


El glifosato puede causar cáncer, dice la OMS (El Tiempo)
http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/glifosato-puede-causar-cancer/15474575
La batalla del glifosato (El Periódico)
http://www.elperiodico.com/es/noticias/medio-ambiente/batalla-del-glifosato-herbicida-4047501
Le llegó la hora al glifosato (Semana) http://www.semana.com/nacion/articulo/le-llego-la-hora-al-glifosato/423701-3
Transgénicos, glifosato y cáncer (Adital)
http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=84680
La OMS eleva el riesgo de cáncer del herbicida más popular, ¿cómo se usa el glifosato en España? (20 Minutos)
http://www.20minutos.es/noticia/2419259/0/glifosato-herbicida/cancer/espana/


88000        visitas  hoy    MUCHAS GRACIAS  

Pero depende sobre todo de vos que  
lo  navegues y difundas

http://1eromalvinas.blogspot.com.ar/

viernes, 17 de abril de 2015


San Expedito - devocion e historia



El sentido de la devoción a los santos
Los Santos son nuestros modelos, son un regalo de Dios para que crezcamos al comparar nuestra vida con la de ellos. Si ellos pudieron, nosotros también; así debemos pensar pues la santidad suena en estos tiempos como algo lejano e inalcanzable, quizás hasta pasado de moda. Sin embargo, es nuestra misión de vida como cristianos, nuestra meta obligada. Por supuesto que solo podemos llegar a la santidad con la ayuda y Gracia de Dios, pero El ve nuestro esfuerzo y pone Su parte cuando iniciamos el camino con decisión y compromiso.
Algunos santos son muy especiales, porque demostraron en vida la fortaleza necesaria para imponerse a los frenos que el mundo pone a la conversión. Ellos son soldados, soldados de Dios. Soldado de Dios es aquel que lucha con las armas de la fe, el amor y la Palabra, contra las tentaciones y ataques que el mal hace a las obras de Dios. De este modo un soldado es un defensor de las obras del Señor ¡No es acaso un honor gigantesco el ser de este modo soldado!
San Expedito es sin dudas un modelo de fortaleza y compromiso con el Amor de Dios, un defensor de Su Divina Voluntad. En estos tiempos su devoción ha crecido porque la gente busca ayuda espiritual, intercesión ante el Trono de Dios, y San Expedito viene a ocupar un espacio importante en esa fundamental misión. Conozcamos su historia y devoción.
Historia de San Expedito
Los datos más precisos sobre la vida militar de Expedito fueron recopilados por un grupo de Jesuitas llamados Bolandistas, que se dedicaron a investigar y recopilar del modo más preciso posible la vida de nuestro santo. Con siglos de crónicas, San Expedito es conocido en toda Europa y Asia menor. El santo habría sido armenio, y si bien se desconoce su lugar real de nacimiento, es probable que haya sido la localidad de Metilene, que es también en donde sufre su martirio. Otra posibilidad es que fuera oriundo de Roma, y enviado en misión militar a Metilene. Esta ciudad fue construida en el Siglo II por el emperador romano Trajano. Armenia fue una de las primeras regiones en recibir las enseñanzas de los apóstoles Judas Tadeo, Simón y Batoloméo, como así también un lugar de innumerables persecuciones a los cristianos. En este país se derramó la sangre de muchos mártires, entre ellos San Expedito y San Pantaleón.
San Expedito era contemporáneo de Santa Filomena y San Jorge y vivió a principios del siglo IV. Nuestro santo era un militar del Imperio Romano que tenía a su cargo toda una legión a las ordenes de Dioclesiano, emperador que años más tarde lo mandaría a matar. La Tradición cuenta que Expedito era jefe de la 12ª Legión Romana conocida como "Fulminante", que estaba establecida en Metilene, sede de una de las provincias romanas da Armenia. Militar de carrera, tenía más de seis mil hombres a su cargo, y había recibido el estricto entrenamiento militar de las legiones del César, comprometido con la defensa del imperio y sus leyes. Se cree que su nombre deriva de “Expedici”, que era un tipo de formación militar romana ligera y veloz; seguramente nuestro santo se inició en una unidad de este tipo y de allí deriva su apellido.
Milagro en batalla
Las legiones eran poderosas unidades militares dispersas a lo largo y ancho del imperio, con unos siete mil soldados de infantería cada una y apoyadas también por caballería. Expedito estaba a cargo de la Legión “Fulminante”, con el título de Tribuno, equivalente al rango de General de División. Las milicias romanas habían recibido de Diocleciano el decreto ordenando la persecución de los cristianos, que se oponían a profesar la fe politeísta oficial del imperio. La pena era la muerte, y en particular era la pena de flagelación y decapitación para los funcionarios del imperio, militares o civiles, que se convirtieran al cristianismo.
La legión de Expedito estaba basada en Armenia y tenía como misión principal luchar contra los pueblos bárbaros en la zona de Germania, esto es en Armenia y Turquía. Habían luchado durante mucho tiempo, bajo las órdenes de su general, pero habían agotado las provisiones de alimentos y agua en tierras que estaban infectadas de enemigos. Finalmente, enfrentaron una vez más la batalla sin tener las fuerzas para hacerlo. Expedito les habló, trató de levantar sus espíritus una vez más, pera nada logró esta vez. El enemigo estaba cada vez más cerca, y sin fuerzas, alimentos ni bebida, nada podía hacerse.
Los soldados romanos habían visto muchas veces lo que hacían los cristianos cuando enfrentaban la muerte que ellos mismos les prodigaban: elevaban sus brazos al cielo y pedían ayuda a su Dios. Y la leyenda decía que ese Dios muchas veces escuchaba sus pedidos y oficiaba milagros. Para sorpresa de Expedito, sus soldados, de uno en uno empezaron a elevar sus brazos al cielo y rogar a ese Dios único de los cristianos del que ellos habían escuchado hablar. Las tropas enemigas se sorprendieron porque nunca habían visto a una Legión Romana completa elevando sus brazos al cielo y rogando a Dios en pleno campo de batalla. Se detuvieron extasiados, sin comprender lo que ocurría. En ese momento el cielo se oscureció y precipitó un vendaval de viento y agua que cubrió a soldados y bestias, transformando el lugar en confusión. La Fulminante se recompuso y aprovechando la situación volvió a salir victoriosa de la batalla.
La conversión y muerte de Expedito
Muchos de los soldados de la legión se convirtieron al Cristianismo de inmediato, felices de haber testimoniado el Poder del Dios Único. Expedito no comprendía lo que ocurría, sin embargo su corazón estaba tocado por la fortaleza de ese Dios que se había acordado de sus hombres, y de él mismo. Su corazón sabía que Dios lo estaba llamando, pero su puesto en la milicia romana no era compatible con tal conversión, lo esperaba la muerte en caso de desafiar la autoridad del Emperador. Los hechos llegaron a los oídos de Dioclesiano, que preocupado envió ordenes para que se detenga esa revuelta militar, de soldados romanos convertidos al cristianismo.
Expedito dudó y dudó, postergó su decisión una y otra vez. Muchos de sus propios soldados se habían unido a Jesucristo, a la fe de los cristianos. Su corazón no se decidía entre los apegos a las glorias humanas, a su carrera militar, y el llamado que indudablemente recibía desde lo alto. Pero cierto día Expedito fue tocado por la Gracia de Dios y recibió la Luz Divina. Este episodio cambiaría para siempre su vida, convirtiéndose inmediatamente al cristianismo, cueste lo que cueste.
Conmovido por los hechos vividos e inspirado por el Espíritu Santo, Expedito resuelve un día cambiar su vida y convertirse al cristianismo. Fue entonces que se le apareció el espíritu del mal en la forma de un cuervo. El cuervo le gritaba ¡cras...cras...!, palabra latina que quiere decir "mañana...mañana". Esta decisión déjala para mañana, le decía el cuervo. ¡No tengas apuro! ¡Espera por tu conversión! Pero San Expedito reaccionó enérgicamente aplastando al cuervo con su pie derecho mientras exclamaba Hodie... Hodie... Hodie (que en latín significa Hoy... Hoy... Hoy...). ¡No dejaré nada para mañana, a partir de hoy seré cristiano!
El circo romano había sido creado por el Emperador para demostrar el poder del Imperio, pero irónicamente había producido el efecto contrario, el de difundir el cristianismo más y más. Cuando Expedito se convirtió al Cristianismo comenzó a proteger a los mártires que eran devorados por los leones en el circo. Para Dioclesiano esto era inadmisible, un general a cargo de una Legión del Imperio se atrevía a desafiar su decreto Imperial. De inmediato se ordenó el arresto y el interrogatorio de Expedito y sus más cercanos soldados y amigos, todos convertidos a la fe de Cristo, por aquellos que hasta poco tiempo atrás eran sus compañeros de milicia.
El 19 de abril del año 303 de nuestra era, por orden del Emperador Diocleciano, nuestro santo fue sacrificado en Melitene, sede de una de las Provincias Romanas en Armenia junto con sus compañeros de milicia Caio, Galatas, Hermogenes, Aristonico y Rufo. La pena fue de flagelación (dando lugar al posible arrepentimiento del reo) y la decapitación. Su sangre regó aquellos primeros siglos de la Iglesia, junto a la de tantos otros mártires que comprendieron que Cristo mismo, en Su Cruz, tiene Su Trono en la celebración Eucarística legada en la noche del Jueves Santo.
La devoción a San Expedito
La devoción a San Expedito se ha ido difundiendo especialmente en la época moderna. Se recogen noticias de su devoción hacia mediados del siglo XVII en Sicilia, especialmente, en las ciudades de Mesina y Arcireale, donde en 1781 fue declarado segundo patrono de la ciudad y patrono especial de comerciantes y navegantes, y también protector para obtener rápida solución a los problemas urgentes. En nuestros tiempos, infinidad de Iglesias tienen imágenes de nuestro santo, y rinden culto a su devoción.
En forma coherente con su propia historia de vida, San Expedito tiene un rol de intercesión especial frente a Dios para atender los casos urgentes. Nos referimos a los casos en que de producirse una demora habría un gran perjuicio. Es conocido como uno de los abogados de las causas imposibles junto con Santa Rita de Cascia y San Judas Tadeo (oriundo de Nazareth y primo del Señor), a quienes también se les suele invocar en estos casos. También ha pasado a ser patrono de las personas que quieren obtener una Gracia por una causa perdida, pero la necesitan inmediatamente. De este modo, San Expedito es reconocido por el Don que Nuestro Padre Misericordioso le dio para resolver nuestras necesidades en formas urgente pero también es Patrono de los Jóvenes, Socorro de los Estudiantes, Mediador en los Procesos y Juicios, Salud de los Enfermos, Protector en los Problemas de Familia, Laborales y Negocios, pudiendo ser invocado en otros casos.

jueves, 16 de abril de 2015

REUNION MESA TRABAJO GOBIERNO PROVINCIA DEL CHACO -CESCEM

REUNION MESA TRABAJO GOBIERNO PROVINCIA DEL CHACO -CESCEM

 CESCEM CHACO DONOVAN 970 CONTACTO 1eromalvinas@gmail.com ESPACIO WEB http://1eromalvinas.blogspot.com.ar/
SE REALIZO EN EL CESEM LA PRIMER REUNION DE TRABAJO CONCRETADA ENTRE EL GOBIERNO Y EL CESCEM * LA REUNION FUE AMENA Y SE INTERCAMBIARON OPINIONES Y SE PRESENTARON DIFERENTES TEMAS RELACIONADAS CON LA INSTITUCION Y LOS AFILIADOS A LA MISMA - LAS MISMAS CONTINUARAN PARA IR DANDO RESPUESTAS A LAS PROBLEMATICA PLANTEADAS OPORTUNAMENTE *














lunes, 13 de abril de 2015

SUS IMAGENES SE AGIGANTAN 1982 * 02 04 * 2015 - 33 AÑOS


SUS IMAGENES SE AGIGANTAN
2 ABRIL 1982





video
video 

GIGANTOGRAFIA CASA DE LAS CULTURAS CHACO 
GARAGE ATRAS EDIFICIO EN DIAGONAL A CASA DE GOBIERNO 



LOS VETERANOS DE MALVINAS UNIDOS DE CHACO MANIFESTAMOS EL AGRADECIMIENTO A LOS PAISES LATINOAMERICANOS , AFRICANOS , ASIATICOS EUOROPEOS COMO IRLANDESES , Y HASTA LOS  ESPAÑOLES QUE TIENEN UN CONFLICTO SIMILAR CON EL PEÑON DE GIBRALTAR CON SU TERRITORIO  OCUPADO POR OTRA NACION Y  NOS COMPROMETEMOS CON FERREA VOLUNTAD DE TRABAJAR POR LA RECUPERACION DE MALVINAS POR  MEDIOS PACIFICOS Y SUMARNOS A LOS INSTRUMENTOS DE PAZ EN EL MUNDO Y EN OTROS LUGAR DE CONFLICTOS O HIPOTESIS DE CONFLICTOS  PUES LA GUERA ES EL FILICIDIO .-
FUENTE INFORMACION http://bibliotecavirtualmiranda.blogspot.com.ar/


Para recuperarlas debemos comenzar por recuperar la moral, la verdad, y el honor y el orgullo de ser argentinos desterrando la corrupción y sus seguidores, las mentiras y la indiferencia de los poderosos y de los que usan el poder en su beneficio, y luchar comprometiéndonos a volver a ser lo que nuestros mayores soñaron y esperaron mientras construían este país.
Y para ser dignos de quienes dieron su vida en la GLORIOSA GESTA DE MALVINAS QUE ILUMINO AL PUEBLO ARGENTINO


"HERMANO QUE ESTAS JUNTO AL SEÑOR ILUMINA MI CAMINO SOBRE ESTA BENDITA NACION"




Ordenado en forma alfabetica para su busqueda

Abraham Juan Omar
Acevedo Ignacio Alfredo
Acosta Ramón Gumersindo
Acuña Juan José
Aguila Jorge Néstor
Aguilar Eusebio Antonio
Aguilera Luis Orlando
Aguirre Alberto Marcelino
Aguirre Félix Ernesto
Aguirre Héctor Walter
Aguirre Juan José
Aguirre Miguel
Ahumada Hugo Dardo
Ahumada Julio César
Alancay Mario Rolando
Albelos Manuel Alberto
Alegre Celso
Alegre Raúl
Aleman Humberto César
Alfaro Miguel Alberto
Allende José Luis
Almaraz Bernardino Benito
Almirón Walter Norberto
Almonacid Mario
Álvarez César Ernesto
Álvarez Mario
Álvarez Oscar Manuel
Amarilla Hipólito Jorge
Amesgaray Alberto Edgardo
Andrada Manuel Antonio
Andrada Norberto
Antieco Simón Oscar
Araujo Elbio Eduardo
Arce Ángel Antonio
Ardiles José Leonidas
Arévalo Clodoveo
Arraras Juan José
Arrascaeta Miguel Ángel
Artuso Félix Oscar
Austin Ricardo Andrés
Auvieux Julio César
Avalos Ofelio Víctor
Avalos Omar Alberto
Ávila Heriberto
Ávila Leopoldo Marcelo
Ávila Miguel Ángel
Ayala Juan Alejandro
Aylán Orlando
Azar Domingo Miguel
Azcárate Sergio Omar
Báez Roberto Antonio
Baiud Jorge Carlos
Baldini Juan Domingo
Balmaceda Argentino Antonio
Balvidares Horacio Adolfo
Barrionuevo Juan Edelmiro
Barrionuevo Robustiano Armando
Barrios Ramón
Barrios Rafael
Barros Néstor Daniel
Bastida Claudio Alfredo
Bean Pedro Ignacio
Becerra Walter Ignacio
Bedini Juan
Behrendt Edgardo Gustavo
Bellinzona Diego Martín
Benítez Ángel
Benítez Carlos Alberto
Benítez Juan Rogelio
Benítez Julio Omar
Benítez Pantaleón
Benzo Víctor Jesús
Bernhardt Juan Domingo
Berón Marciano
Blanco Ramón Cirilo
Blanco René Pascual
Blas Oscar Humberto
Bollero Jorge Alfredo
Bollo Juan Carlos
Bolzán Danilo José
Bono Jorge Alberto
Bordón Antonio Mario
Bordón Héctor Ramón
Bordón Luis Jorge
Bordón Miguel Ángel
Bordoy Roberto Aldo
Bottaro Jorge Esteban Francisco
Boutron Rubén Isidro
Brashich Andrés Luis
Brito Omar Aníbal
Brizuela Osvaldo Luis
Brouchoud Delis Héctor
Buschiazzo Juan Carlos
Busto Roberto Adrián
Bustos Manuel Oscar
Caballero Héctor Ricardo
Caballero Ramón Salvador
Caballero Roberto Marcelino
Cabrera Adolfo Luis
Cabrera Rafael Ángel
Cáceres Francisco
Cáceres Luis Martín
Campos Bernardino Isidoro
Campos Pedro Andrés
Canteros Aldo Rubén
Cantezano Carlos Domingo
Cao Julio Rubén
Carballido Sergio Alberto
Cardone Miguel Ángel
Cardozo José Daniel
Cardozo Julio Antonio
Carrascull Fabricio Edgar
Carrizo Miguel Ángel
Casado Fernando Juan
Casali Héctor Aníbal
Casco Carlos Epifanio
Casco Jorge Eduardo
Cassano Julio Ernesto
Castagnari Luis Darío José
Castillo Carlos Julio
Castillo Julio Saturnino
Castillo Omar Jesús
Castillo Osvaldo Roque
Castro Mario Rodolfo
Castro Néstor Daniel
Castro Pedro Antonio
Caticha Rubén Darío
Cavigioli Hugo Daniel
Cayo Antonio Máximo
Cerles Héctor Abel
Chaile José Francisco
Chaile Omar Andrés
Chávez Alberto Fernando
Cicotti José Enrique
Cini Marcelo Gustavo
Cisneros Mario Antonio
Cisneros Omar Santiago
Colombo Oscar Aldo
Condori Nieve Claudio
Córdoba Juan Carlos
Córdoba Néstor David
Coronel Abel Eugenio
Correa Héctor Basilio
Corvalán Néstor Daniel
Cruz Orlando
Cuello Julio César
Cueva Carlos Alberto del R.
Cuevas Alejandro Omar
Curima José Domingo
Dabalo Juan Carlos
Dachary Alejandro
De Chiara Orlando
de Ibáñez Eduardo Jorge R.
De La Colina Rodolfo Manuel
De Rosa Norberto
Del Hierro José Luis
Del Monte Ernesto Rubén
D'Errico Roberto Tomás
Desza Sergio Raúl
Diarte Oscar Daniel
Díaz Antonio María
Díaz Carlos Agustín
Díaz Luis Alberto
Díaz Luis Roberto
Díaz Vicente Antonio
Diez Gómez Héctor Hugo
Dimotta Raúl Horacio
Dorgambide Fernando
Duarte Mario
Dufrechou Héctor Antonio
Duks Jorge Carlos
Dworak Vladimiro
Echave Horacio José
Encina José Alberto
Escobar René Antonio
Escobar Orlando Adrián
Escudero Juan Miguel
Espinoza Ernesto Emilio
Estévez Roberto Néstor
Esturel Daniel Osvaldo
Fabián Ramón Vicente
Fajardo Sixto Javier
Falcón Justo Silverio
Falcón Miguel Ángel
Falconier Juan José Ramón
Farfán Raúl Aristóbulo
Farias Jorge Ricardo
Fassio Marcos Antonio
Fáttori Gabriel Gustavo
Faur José Dante
Fernández Carmelo
Fernández Francisco Velindo
Fernández Hugo Ramón
Fernández Luis Roberto
Fernández Manuel Domingo
Fernández Remigio Antonio
Ferrau José Ramón
Ferreyra Aldo Omar
Ferreyra Diego
Ferreyra Gerardo Ramón
Figueroa Carlos Ignacio
Fiorito Roberto Mario
Flores Luis Rolando
Flores Mario Enrique
Florices Raúl Omar
Folch Andrés Aníbal
Francisquez Néstor Luján
Fregote Osvaldo Luis
Freitas Matías
Freite César Julio
Frías Carlos Alberto
Frola Mario Esteban
Fuentes Julio César
Funes Mario Alberto
Gabrielli Fabián Mario
Gaglianone Marcelo Claudio
Galarza José Luis
Galeano José Mario
Gallardo Ricardo Gabriel
Galliano Hugo Alberto
Gallo Felipe Santiago
Gallo Luis Antonio
Galván Juan Rolando
Galvarne Osvaldo Aníbal
Gálvez Francisco Alfredo
Gaona José Antonio
García Antonio Fernando
García Cañete Mario Aquilino
García Cuerva Gustavo Argentino
García Guillermo Ubaldo
García Jorge Osvaldo
García José Luis
García Omar Luis
García Ramón
García Sergio Daniel
Gatica Hugo Ramón
Gattoni Alfredo
Gavazzi Fausto
Gazal Enrique Omar
Gemma Carlos Leonardo
Giachino Pedro Edgardo
Gianotti Luis Armando
Giaretti Claudio Marcelo
Giménez Miguel Ángel
Giorgi Humberto Omar
Giraudo Horacio Lorenzo
Giuseppetti Sergio
Godoy Rubén Oscar
Gómez Eduardo
Gómez Alberto Edmundo
Gómez Alcides Romualdo
Gómez Edgardo José
Gómez José Luis
Gómez Juan Alberto
Gómez Juan José
Gómez Mario
Gómez Martiniano
Gómez Miguel Ángel
Gómez Raúl Adrián
Gómez Roca Sergio Raúl
Gómez Rubén Horacio
Gómez Sergio Oscar
González Alfredo Alejandro
González Antonio Raúl
González Carlos Ángel
González Evaristo
González Hipólito
González Ignacio Eloy
González Juan Carlos
González Juan Carlos
González Mario Hipólito
González Mario Luis
González Miguel Ángel
González Miguel Antonio
González Néstor Miguel
González Osmar Luis
Gorordo Raúl Omar
Gorosito Héctor Omar
Gorosito Néstor César
Gorosito Omar Hilario
Gramisci Donato Manuel
Granado Guillermo Ernesto
Granado José Carlos
Granic Claudio
Gregori Juan Luis
Gregorio Alfredo
Grimoldi Claudio Ariel
Grosso Claudio Norberto
Guadagnini Luciano
Guanca Patricio Alfredo
Guanes Héctor Antonio
Guerrero Marcelino
Guerrero Víctor Samuel
Guizzo Norberto Delfín
Gurrieri Ricardo Mario
Gutiérrez Ramón
Heredia Hugo Alberto
Heredia José Luis
Herrera Omar Jesús
Herrera Ricardo Horacio
Horisberger Juan Domingo
Hornos Carlos Alberto
Horszczaruk Pedro Ricardo
Hudephol Enrique Joaquín
Ibáñez Benito Horacio
Ibáñez Luis Alberto
Ibarlucea Jorge Rubén
Illanes Orlando Antonio
Inchauspe Jorge Roberto
Indino Ignacio Mario
Iñiguez Golofredo Omar
Insaurralde Mario de Jesús
Interlichia Jorge Alberto
Iselli Sergio Luis
Jira Isaac Flavio
Juárez Alberto Manuel
Juárez Ángel Ricardo
Juárez Víctor Hugo
Jukic Daniel Antonio
Jurio Alfredo
Krause Carlos Eduardo
Labalta Oscar Eduardo
Lacroix Tulio Esteban
Lagos Daniel Enrique
Laguna Teodoro
Lamas Marcos Antonio
Laporte Osmar Lorenzo
Larrosa Pedro Florentino
Lastra Julio Jesús
Laziar Antonio Hilario
Ledesma Juan Roberto
Leguizamón Raúl Alberto
Lena Juan Carlos
Lencina Juan Carlos
Leyes Roberto
Lezcano Arcelio Estéban
Lima Antonio Manuel
Llamas Jorge Alberto
Llamos Hugo Ángel
Lobo Roberto Segundo
Lobos Julio César
López Cristóbal
López Jorge Eduardo
López Néstor Edgardo
Loreiro Rubén Alberto
Lotufo Marcelo Pedro
Lucero José Esteban
Ludueña Jorge Daniel
Lugo Fernando Jesús
Lugo Frenando Estéban
Luna Mario Ramón
Luna Francisco Tomás
Luna Ricardo José
Luque Daniel Omar
Luzardo Rafael
Maciel Enrique Alejandro
Maciel Gerónimo
Maciel Irineo
Maciel Jorge Alfredo

Maciel Martín Omar
Madrid Omar Alfredo
Magliotti Sergio Daniel
Maidana Julio Héctor
Maldonado José Alberto
Mamani Justo Eustaquio
Mansilla Oscar Edgardo
Manzotti Daniel Fernando
Maragliano Saverio José
Marchisio Gerardo Marcelo
Marcial Edmundo Federico
Marcial Jesús Artemio
Marizza Guido Antonio
Márquez Marcelo Gustavo
Márquez Rubén Eduardo
Martel Rubén Héctor
Martella Luis Carlos
Martínez Osvaldo Francisco
Martino Alberto
Masin Félix Tarciso
Massad Marcelo Daniel
Mecca Adolfo Eduardo
Medina Carlos Hugo
Medina Manuel Alberto
Medina Sergio Rubén
Meisner Hugo César
Melián Anselmo Nicomedes
Méndez José Alberto
Méndez Luis José
Mendieta Héctor Eduardo
Mendieta Jorge Lorenzo
Mendieta Pedro Antonio
Mendoza Irineo
Mendoza Julio Martín
Meraviglia Ricardo Omar
Mesler Oscar José
Meza Miguel Ángel
Meza Ramón Antonio
Miguel Daniel Enrique
Miguel Eduardo Elías
Millapi Oscar Calixto
Mina Omar Héctor
Miño Luis
Miranda Gerardo Nicolás
Miretti Gustavo Osvaldo
Molina Adolfo Ernesto
Molina Ybar Gerónimo
Montaño Agustín Hugo
Montegrosso Oscar Alfredo
Montellano Héctor Ricardo
Monzón Eleodoro
Monzón Juan Carlos
Monzón Julio César
Morando Néstor Alberto
Moreno Edgardo Rubén
Moreno Ramón Aldo
Moreno Waldo Eduardo
Moretto Hugo José
Moschen Alberto José
Mosto Carlos Gustavo
Motta Oscar Alfredo
Moyano Sergio Daniel
Muller René Omar
Muñoz Juan Carlos
Nasif Guillermo
Navarro Ibanor
Nieva Víctor Antonio
Nivoli Mario Víctor
Nosikoski Sergio Fabián
Novoa Marcelo Sergio
Nuñez Guillermo
Núñez Tomás Ángel
Nuñez Víctor Raúl
Obregón Pablo
Ocampo Julián Héctor
Ochoa Edgar Néstor
Ojeda Antonio Javier
Ojeda Guillermo Raúl
Olariaga Nicolás Roberto
Olavarría Víctor Oscar
Oliveri Claudio
Olveira Manuel
Ordoñez Ramón Edmundo
Orellana José del Carmen
Orellano José Alberto
Orozco Pedro Alberto
Ortega José Honorio
Ortiz Pablo Armando
Ortiz Restituto
Osyguss Carlos Omar
Oviedo César Augusto
Oviedo Héctor Rubén
Pacholczuk Rolando Máximo
Páez Celso
Palavecino Ramón Orlando
Palavecino Daniel Alberto
Palaver Hugo Ángel del Valle
Pallares Víctor Daniel
Panigadi Tulio Néstor
Pardou Jorge Delfino
Paredes Roque Antonio
Pascual Miguel Ángel
Pasinato Jorge Oscar
Patrone Aldo Osmar
Pavón Alberto Genaro
Paz Miguel Roberto
Paz Ricardo Armando
Pegoraro Néstor Oscar
Peña Juan Efraín
Peralta Jorge Carlos
Peralta José Luis
Peralta José Luis
Peralta Juan Anselmo
Perdomo Marcelo Fabián
Pereira Dante Luis
Pereyra Alejandro Raúl
Pereyra Carlos Misael
Pereyra Enrique Omar
Pereyra Ramón Gregorio
Pereyra Ramón Osvaldo
Pérez Roberto Eulalio
Pérez Vicente Ramón
Petrucelli Alberto Daniel
Piedrabuena Eduardo José
Pineda Ricardo Lionel
Pintos Fabián
Pizarro Néstor Osvaldo
Planes Marcelo Gustavo
Politis Jorge Nicolás
Portillo Rito Florencio
Pramparo Edgardo Roberto
Pucheta José Ernesto
Quilahueque Isaías
Quintana Juan
Quintana Ramón Omar
Quintana Roque Ramón
Quipildor Oscar Alberto
Quispe Ángel Fidel
Ragni Héctor Osvaldo
Ramírez José Luis
Ramírez Ricardo
Ramírez Ricardo Argentino
Ramírez Rubén Norberto
Ramos Alberto Rolando
Ramos Eleuterio Hilario
Rava Juan Francisco
Reartes Ricardo Alfredo
Reguera Juan Carlos
Reyes Lobos Juan
Ricarte Martín Mauricio
Ríos Darío Rolando
Ríos Héctor Rubén
Ríos José Luis
Riquelme Segundino Antonio
Rivas Abraham Rafael
Robledo Sergio Ariel
Rocha Isaac Erasmo
Rodríguez Andrés Daniel
Rodríguez José Humberto
Rodríguez José Luis
Rodríguez Juan Antonio
Rodríguez Juan Domingo
Rodríguez Macedonio
Rodríguez Mario Gustavo
Rodríguez Rubén Orlando
Rodríguez Víctor
Rodríguez Víctor
Roilheiser Carlos Enrique
Rojas Rubén Horacio
Rolla Héctor Miguel
Romano Aroldo Rubén
Romero Claudio Alejandro
Romero Daniel Alberto
Romero Francisco
Romero Jorge Eduardo
Romero José Alberto
Romero José Luciano
Romero Julio
Romero Julio
Romero Marcelo Oscar
Romero Raúl Ricardo
Romero Teodoro Roberto
Ron Jorge Alberto
Ronconi Enrique Horacio
Rubio Reynaldo Omar
Ruiz Díaz Gabino
Ruiz Jorge Dennys
Ruiz Ricardo Horacio
Rupp Omar Alberto
Sajama Antenor
Salas Castro Jorge
Sanabria Saturnino
Sanagua Alberto Antonio
Sánchez Juan Simón
Sánchez Julio Ricardo
Sánchez Mario
Sánchez Roque Evaristo
Sancho Roberto Enrique
Sandoval Néstor Omar
Sarmiento Aníbal César
Sbert Mateo Antonio
Scaglione Claudio Norberto
Segovia Higinio
Segura Julio César
Seitun Gustavo Daniel
Sendros Jorge Alberto
Serradori Juan Raúl
Sevilla Gerardo Estéban
Sevilla Luis Guillermo
Sieyra Fernando Luis
Silva Eduardo Tomás
Silva Oscar Augusto
Sinchicay Sergio César
Siri Fabián Edgardo
Sisterna Jorge Luis
Soria Jorge Oscar
Soria Roque Luis
Soriano Miguel Ángel
Sosa Eduardo
Sosa Fabián Enrique
Sosa Jorge Roberto
Sosa José Luis
Sosa Miguel Ángel
Sosa Osvaldo Francisco
Sosa Roberto René
Sotelo Soriano
Sueldo Atilio Indalecio
Tasiuk Miguel Ángel
Tello Julio César
Tevez Guillermo Omar
Tibaldo René Ángel
Toledo Lorenzo Gabriel
Tonina Elvio Daniel
Torlaschi Emilio Carlos
Torres Jorge Rubén
Torres Omar Enrique
Torres Pedro Ángel
Torres Ricardo Alberto
Torres Rubén Alberto
Tortoza Claudio Omar
Treppo Juan Carlos
Tulis José Alberto
Turano Juan Ramón
Ugalde Daniel Alberto
Uzqueda Roberto Antonio
Valdez Carlos Alberto
Valko Mario Luis
Vallejo Eduardo Antonio
Vallejos Adolfo Víctor
Vanega Carlos Humberto
Varas Héctor Hugo
Vargas Alejandro Pedro
Vargas García Héctor Alejandro
Vargas Omar Osvaldo
Vassallo Ángel Omar
Vázquez Alfredo Jorge
Vázquez José Daniel
Vázquez Julio Oscar
Velázquez Miguel Marcelo
Vélez Jorge Luis
Vendramin Pedro Antonio
Ventancu Martín Rey
Vera Darío Eleodoro
Vera Omar Elvio
Verdun Roberto
Vergara Alejandro Antonio
Verón Armando Rosa
Verón Juan Alberto
Vila Carlos Daniel
Vilca Condori Mario
Villa José Orlando
Villalba Oscar Antonio
Villardo Mario Oscar
Villegas José Agustín
Vivier Néstor Edgar
Vojkovic Pedro Horacio
Volpini Héctor Ricardo
Waudrik Juan
Yacante Jorge Antonio
Zabala Arnaldo Enrique
Zabala Mario José
Zalazar Ramón Elías
Zangani Juan Carlos
Zapala César Alberto
Zárate Sergio Rubén
Zarzoso Fernando Fabián
Zelarrayán Manuel Alberto
Zolorzano Ramón Agustín
Zubizarreta Carlos María
Zurbriggen Elías Luis











Flash de clarin CEMENTERIO DE DARWIN LOS CUSTODIOS DE MALVINAS
Con mause marcar soldado identificado o desconocido o desplazar image a derecha o izquierda arriba o abajo


sábado, 11 de abril de 2015

Se conmemoró la Gesta de Malvinas en San Andres de Giles CAPITAL NACIONAL DE LA MALVINIZACION

Noticias/Se conmemoró la Gesta de Malvinas

Los actos fueron presididos por el intendente Carlos Puglelli

Combatientes de Malvinas de San Andrés de Giles organizó el1º de abril la Vigilia con el 18º Fogón Criollo “Malvinas, San Andrés te canta”, y el acto protocolar el 2 de abril , con el auspicio del municipio local.
Los actos fueron presididos por el intendente Carlos Puglelli y el presdiente de Combatientes de Malvinas, VG Alberto Puglelli.
La Plaza Saraví estuvo colmada de vecinos, de combatientes, de visitantes de otras ciudades del país, aún de las provincias más lejanas. Unos para cantar, otros para escuchar, todos para decir presente y rendir homenaje a los 649 héroes muertos en el conflicto del Atlántico Sur en 1982.
La gran variedad de muestras, de equipamiento militar, de fotografías, la presentación del premiado libro de nuestra vecina Piky Argûelles, Malvinas, capital de la Malvinización, presentación por parte de una editorial de numerosos libros sobre Malvinas, la misa de campaña, la entrega a los presentes de 649 rosarios con el nombre de cada uno de nuestros muertos en el enfrentamiento con los ingleses, la presencia de agrupaciones militares, el descubrimiento de una placa en homenaje al soldado José Luis Galarza de la localidad de Duggan en nuestro monumento por parte de sus familiares para recordarlo siempre en nuestra ciudad; el encendido del fogón criollo; el reconocimiento al presidente de Combatientes de San Andrés de Giles, Alberto Puglelli, a su esposa e hijospor parte del Combatientes del Chaco, que pertenecieron al Regimiento CA Ametralladoras 12,7 Infantería de Marina; el reconocimiento a la Municipalidad y al intendente Puglelli por parte de Combatientes del Chaco y de nuestra ciudad por el apoyo y el auspicio. El  Himno Nacional en la voz de Roberto Rimoldi Fraga y la guitarra de Luis Deantoni en la Vigilia, y en la voz del Gaucho Rivero en el acto protocolar del día 2; la hija de un combatiente cantando un tema a los héroes, un entusiasta de la causa Malvinas llegado de Mendoza para aportar su canto en honor a Jorge Alfredo Maciel, el héroe de San Andrés de Giles, el reconocimiento a los familiares, la entrega de estatuillas del soldado Maciel realizadas por el artesano local, Marcelo Daverio, las palabras del intendente Carlos Puglelli en los primeros minutos del 2 de abril donde agradeció a Combatientes por su heroísmo en aquellos años y por la organización constante de este acto. El intendente Puglelli dejó en claro el disgusto que provoca en nuestro pueblo pacífico la militarización del Atlántico Sur por parte de los ingleses y mencionó que la Municipalidad, en nombre del pueblo de San Andrés de Giles, pagará el viaje a Malvinas a Nélida Maciel, mamá de nuestro héroe. Las 649 antorchas levantadas por los vecinos, y el Himno Nacional cerraron la Vigilia.

Ya en la mañana del jueves 2, con la presencia de autoridades, instituciones educativas e intermedias, abanderados y escoltas y vecinos, se realizó el acto protocolar, Izamiento del Pabellón Nacional, Himno, ofrendas florales, reconocimientos, palabras del presidente de Combatientes, Alberto Puglelli y el discurso del intendente municipal, el vuelo rasante de un helicóptero del Ejército, fueron solo algunos de los emocionantes momentos vividos.
Por un lado la emoción, también el orgullo de quienes habiendo combatido en Malvinas estuvieron presentes en San Andrés de Giles para decir: No nos olvidamos de nuestros héroes, los homenajeamos y siempre reclamaremos para que las Malvinas vuelvan a manos argentinas.

sábado, 4 de abril de 2015

FELICES PASCUAS y SEA YO UN INSTRUMENTO DE LA PAZ



                           FELICES PASCUAS   y   SEA YO UN INSTRUMENTO DE LA PAZ 

             SUGERIMOS PONER PAUSA EN RADIO EN VIVO EN MARGEN DERECHO
             ESCUCHA MUSICA  BOSQUIN ORTEGA 




  • 02 de Abril, Jueves Santo
  • 03 de Abril, Viernes Santo
  • 04 de Abril, Sábado de Gloria (ó Sábado de Gloria)
  • 05 de Abril, Domingo de Resurrección (ó Domingo de Pascua)

Jesús habla con Nicodemo
Juan 3, 7-15. Pascua. Aquél que mira al "Hijo del Hombre" y cree en Él tendrá la vida eterna.
Del santo Evangelio según san Juan 3, 7-15

En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: "No te extrañes que te haya dicho: ´Tienen que renacer de lo alto´. el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, per no sabes de dónde viene, ni a dónde va. Así pasa con quien ha nacido del Espíritu". Nicodemo le preguntó entonces: "¿Cómo puede ser esto?" Jesús le respondió: "Tú eres maestro de Israel, ¿y no sabes esto? Te lo aseguro: nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero vosotros no aceptáis nuestro testimonio. Si al deciros cosas de la tierra, no creéis, ¿cómo vais a creer si os digo cosas del cielo? Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga por Él vida eterna. 
 *Hoy, cuando la oportunidad se presente, hablaré sobre Cristo, pidiendo previamente al Espíritu Santo que me ilumine.

Seleccion MSJ
CON TODO CARIÑO Y  RESPETO, LES DESEAMOS MUY FELIZ SEMANA!!!
QUE EL ESPÍRITU SANTO OBRE MARAVILLAS EN VUESTRAS VIDAS Y EN LAS DE  SUS SERES AMADOS!!
CON EL MAYOR DE LOS RESPETOS


RICARDO Y GRISELDA

ÁREA TURISMO DEL CENTRO SOCIAL DE JUBILADOS Y PENSIONADOS DE SEGURIDAD PROVINCIALES


ROSARIO-SANTA FE

Celebrar la vida nueva
» En muchas culturas, los huevos significan vida y fertilidad.
» Un simbolismo cristiano del huevo puede ser el del principio del universo y de la creación, el sentido de una vida nueva.
» Tal como indica la Pascua: una vida nueva que, para los cristianos, la trae Jesús resucitado.
» Celebrar la pascua, al igual que cualquier otra tradición o festividad, es doblemente gratificante si se conoce el significado de la misma. No hay que olvidar lo que esta celebración representa para la vida religiosa.
                                En Argentina LOS VGM TE DESEAMOS  FELICES PASCUAS